Monday, May 14, 2007

Dios hace el hoyito en los corazones y por ahí se filtra la luz

Hace medio año una compañera de colegio me escribió pidiendome que me pusiera en contacto con un amigo de ella (compañero de trabajo) a quién le acababan de decir que su hijito de a penas 15 días de nacido tenía Down.
Jorge, su papá, estaba destrozado. Podía leer su dolor en sus mails y en el chat. El intentaba levantarse, no dejarse caer, pero a ratos se sentía quebrado. Le dolía su propio dolor y el de su esposa.
Tuve también la oportunidad de chatear un par de veces con Aida.
De inmediato me di cuenta que eran una familia sólida, con mucho amor por sus hijos y sobre todo y lo más importante: dispuestos a luchar por ellos.
Y Jorge y su familia se levantaron, no sólo hasta la altura donde estaban, sino mucho más alto. Los vi robarle le alegría a un careotipo y ser unas de las personas con quienes más me identifico a la fecha. He aquí el blog que Jorge creó para su hijo y los demás niños Down de mi país, El Salvador: http://paraisodownelsalvador.blogspot.com.
Muchas veces he pensado que si todo el dolor que sentimos sirviera para ayudar a alguien más, pues este habría valido la pena. Pues valió la pena!!! Gracias Jorge y Aida por ser un ejemplo de papás. No saben la tranquilidad que me da verlos luchando con tanto amor por su Jorgito.
Un abrazo fuerte.

2 comments:

Jorge said...

Vanessa, me has hecho "chiyar" pues sabes dicen que uno imita lo que admira, y nuestro Blog es resultado de esa ayuda que nos brindaste cuando, estabamos en un túnel oscuro y frio. Es un orgullo el haber hecho realidad el Blog en El Salvador, bueno en el cyberespacio, no sabes que alegres estan las familias del grupo, Gracias Vanessa, la que fué la luz en la oscuridad.

PD: Sabes es curioso, pero yo le había comentado a Patti, que ya no me chateabas a pesar de mis intentos, y me sales con esto. Gracias de nuevo.

Jorge said...

Vanessa, yo intente y mi esposa tambien, publicar un comentario anteriormente y no se que paso, quiero agradecerte por las bellas palabras que escribiste de nuestro desempeño como padres, pues dejame decirte que gran parte de este logro se debe a la admiración que te tenemos por lo que tu estas haciendo por tu hija, mil gracias por habernos motivado a seguir adelante.

Famila Cañas Pérez