Monday, November 26, 2007

Mariana y la manguera

Mariana descubrió el agua y la manguera. Desde mi punto de vista puedo decir que intento que Mariana experimente lo más posible todo tipo de cosas. Trato de impulsarla a que se atreva y sepa resolver pequeños problemas, como treparse al deslizadero que ven a su espalda en la foto. Desde el punto de vista de ella sólo puedo pensar en diversión y en su deseo manifiesto de comerse al mundo, revisando todo, jalando lo que está mal puesto, apollándose en puntillas para ver qué hay sobre una mesa. Su curiosidad y deseos de aprender han superado en un 200% mis espectativas y eso hace que el futuro se pinte muy prometedor para ella.
Ahora nos acercamos a una nueva etapa, la escolar. Esta presenta muchas más difícultades. Implica la salida de Mariana al mundo y hasta cierto punto, poner a prueba las habilidades que durante este año y siete meses le hemos estado enseñando.
Mariana entraría a un colegio regular (normal) en enero del 2008. Aún debemos elegir cuál. Hemos hablado mucho del tema con Jenny y hemos evaluado todo tipo de opciones. Tenemos claro que no sería conveniente para ella un colegio donde las materias fueran impartidas en otro idioma, no queremos hacerle la cosa más complicada que lo estrictamente necesario. Nos hemos propuesto con Jenny conseguir los planes de estudio del colegio elegido a fin de que cuando Mariana inicie su año escolar, los temas que le enseñarán ya hayan sido vistos previamente con ella y así contar con tiempo suficiente para solventar cualquier dificultad que pudiera presentársele a Mariana. Mucho me temo que aquí inicia lo duro de la historia y no dejo de sentir temor. Se trata del primer escalón hacia su independencia intelectual (la personal la tiene ya muy avanzada). Nos enfrentaremos a prejuicios y la impaciencia, pero confío mucho en la excelente estrella de Mariana y en su templanza de caracter, que ya ha demostrado demás, para salir avante de cualquier complicación. Les iré contando los avances. Un abrazo.
Posted by Picasa

5 comments:

Anonymous said...

Que emoción Vanessa, ya me imagino a tu princesita con su mochilita, se va a ver linda, entiendo lo de la ansiedad, es completamente normal, todo saldrá bien ya veras.

Saludos, Jorge.

Nancy said...

Felicidades para ambas,creo que Mariana lograra adptarse a esta nueva etapa.
Por lo que leo, veo que le has forjado la seguridad y confianza en sì misma y eso fundamental veràs que alcanzarà todo lo que se proponga.
Tengo alguna experiencia en educaciòn montessori y si en algo puedo ayudarte pues con gusto lo harè.
Un abrazo

Anonymous said...

Vanesilla que bella y llena de enrgía se ve Mariana. No dudo que el próximo año será de más éxitos para ella. no luce como que vaya a tener muchos problemas en el colegio. no te preocupes antes de tiempo, has hecho una excelente labor con esta belleza de niña!

un gran abrazo para todos!

nadina

Anonymous said...

Ante esta nueva etapa de tu hija debes estar muy ansiosa y es natural. Todos los padres sabemos que la inclusión es la mejor opción para nuestros hijos pero que sucede cuando en un país como el nuestro no contamos con un sistema adecuado para ellos? Recordemos que es el sistema el que debe de adecuarse al niño. Que bueno que contamos con algunos pocos colegios dispuestos a trabajar junto con nuestros hijos pero si se pudiera de alguna forma publicar para los padres los nombres de colegios donde han tenido experiencias positivas(ya que las negativas son muchas) sería bueno conocer qué opciones hay para ellos.
Saludos, Irene de Salazar (AGSD)

Vanessa Núñez Handal said...

Hola Irene. Fijate que justamente Jenny me comentaba que en el congreso de educación especial mencionaron el tema. Me contó que lo que dijo este español especialista en inclusión fue que es el niño el que se adapta al sistema. Que se trabaja con lo que hay. Que no hay que darse por vencido porque las cosas no son perfectas. Y estoy de acuerdo contigo, muchos colegios no están listos para recibir a nuestros chiquitos, una pena, por eso la ley no estaría de más. Lástima que no se le de la importancia que tiene. Un abrazo