Tuesday, November 28, 2006

Cuando todo haya pasado

Posted by Picasa Tengo un amigo cuyo bebé de tres semanas recién fue diagnosticado con Down. El obviamente se siente angustiado. He querido estar cerca suyo lo más posible, porque conozco ese dolor y sé la incertidumbre que uno siente. Lastimosamente es un proceso individual. Francesca me dijo un día que ella daría mucho por encontrar la manera de hacerles saber a los nuevos papás que todo pasará. Que son sólo unos pocos días de tribulación y angustia, pero pronto, uno sale a la luz. Una luz más radiante y más cálida que la de antes. Uno sale renovado y por nada del mundo daría marcha atrás.
Esta felicidad que nosotros sentimos por nuestros hijos, habrá de ser sentida, sin temor a equivocarme, por cada uno de los papás cuyos bebés sean diagnosticados con Down. Todo lo que hay que hacer es amarlos y recibirlos como a cualquier niño. Y eso no es difícil. Mientras eso ocurre, resguardate en Dios, tu familia y el amor por tu hijo. Ya vas a ver, mi amigo, y te lo digo ahora con un nudo inmenso en la garganta (porque aunque quizás no te hayas dado cuenta, he llorado muchas veces contigo a través del Chat) que vas a sentir lo lindo que es ser un papá Down. Te mando un abrazo y no tengás miedo. ¡!!!Tu dolor habrá de ser recompensado 1000 veces 1000!!!
Pd: Francesca me prestó esta "nave" (así bautizada por la Dina). Ahí Mariana no sólo ejercita sus piernas, sino también la coordinación entre sus manos y sus ojos. Esta foto la tomó la Dina, a quién le he enseñado a usar la cámara, para que no se nos escape detalle alguno de los avances de mis hijas. Y le quedan muy bien las fotos.

4 comments:

Patti said...

Gracias, solo eso puedo decir!!Que Dios bendiga a todos los que se esmeran por ayudar...

Aldebarán said...

¡Eso de las experiencias intransferibles! En eso la vida es "extraña" cada quien llegar al mismo sitio por diferente camino. Esto lo digo en general, pero creo que debe ser muy especial con el papá Down.

Saludos y ánimo.toi

Un amigo said...

Quiero agradecer a Vanessa por su enorme labor, ya que sin ella mi vida y la de mi esposa hubiera sido un tunel negro sin la mas minima esperanza de una luz, ella con sus palabras de aliento, consejos y regaños moderados (necesarios para hacerte reaccionar), ha dado tanta pero tanta calma a nuestra atormentada alma. Enfrentar la noticia de que tu bebe tiene SD, es impactante, como bien dice Vanessa, es puro miedo y a la vez la muerte de una ilusion, que hubieramos hecho mi esposa y yo sin conocerla a ella, aunque sea atraves de un medio electronico, que es como ella ha guiado nuestras vidas, que estuvieron sin rumbo. Aun nos falta un largo camino por recorrer y aprender, pero con la ayuda de Dios y nuestros familiares y amigos lo iremos recorriendo paso a paso junto con nuestro bebe especial, ya que el necesita muchos de nosotros, y vuelvo a mencionar a Vanessa, como ella dice: "Tu hijo sera lo que tu quieras que sea", pues nos montamos a la barca de ese proposito, permitir con nuestra dedicacion y esfuerzo que nuestro hijo llegue lejos muy lejos. Nuevamente GRACIAS VANESSA.

Downs cambiando al Mundo said...

Hola Jorge. Pues como te dije, no estoy haciendo nada que no hayan hecho conmigo. Yo conocí a estas mis amigas y fueron de muuuuuuucho apoyo. Ellas me dijeron a mí las palabras que yo te he dicho. La Bel fue extraodinaria, fue psicóloga, doctora, poeta... me consoló cuando lloré y me mandó a la cama cuando me enfermé de tristeza.
La Francesca me hizo ver que la vida sólo tenía una dirección: para adelante. Que no había más y que además, era lindo.
Todas hemos llorado. Todas hemos pasado por una etapa en que no hemos querido ver a nadie... pero aquí estamos. Mejor que nunca y esperando a ver qué más cosas bonitas tiene la vida que ofrecernos. Vos y tu esposa, en todo caso, son muy pero muy buenos papás. Ya han tenido avances y ya han encontrado en El Salvador la ayuda que Jorgito necesita. Con papás así, ese baby no tiene más que estar bien. Un abrazo.