Wednesday, January 24, 2007

Más allá del Down

Posted by Picasa Para mí sigue siendo difícil imaginarme cómo será Mariana de grande. Me han dicho mucho que no debo adelantarme, que “one step at a time”, pero es imposible. Uno siempre quisiera adelantarse al futuro, y estoy convencida que no es malo hacerlo.
Siempre me imaginé abogada, trabajando casos interesantes y ocurrió tal cual.
Después me imaginé escritora, disfrutando crear mundos míos y mi primera novela está ya terminada.
Ahora me imagino a mi hija, siendo feliz, realizándose en la vida… y estoy segura que lo puedo lograr. Siempre he creído que es importante proyectarse en la vida, lograr verse con los deseos realizados porque —de lo contrario—, uno transita en el tiempo sin un objetivo.
Mis objetivos con Mariana y Valeria son cada vez más claros. Cada vez logramos proyectarnos con mi esposo hacia la vida que deseamos. Vamos poco a poco, luchando por dar un paso, por recorrer un camino, por no desfallecer. Y aunque a veces se pierden las fuerzas, es cosa de descansar unos minutos para continuar después la marcha.
Ayer conversaba con Jenny sobre esto, y ella me hizo ver que mis expectativas de una bebé Down habían sido superadas en mucho por Mariana. Yo jamás pensé que una baby con Down de 9 meses pudiera ser tan inteligente —lo confieso—, ni hacer todo lo que Mariana hace.
Si tan sólo el mundo pudiera ver más allá de sus rasgos, se darían cuenta que mi bebé chinita es maravillosa y que el Down no es más que una característica más de ella, como su pelo negro o sus ojitos cafés.
Un abrazo. Hoy ando sentimental…
Pd.: en la foto, Mariana recién nacida con sus primos Fernando, Rodrigo y Cristina, cuando vinieron a conocerla.

10 comments:

Jorge said...

Vanessa, leí tus comentarios y me alegra que te estes realizando en varias cosas que mencionas (doy fe en lo referente a tu apoyo incondicional, tu talento fotográfico y más...) entiendo perfectamente tus anhelos proyectados con tu hija, a mi me pasa, y coincido en lo que dices que ojala vieran a tu hija más alla de sus rasgos, es dificil el mundo ya de por si y con un hijo especial lo es aún más, como tú me dijiste un día, "siempre en más de alguna ocasión te sentiras triste, pero triste racional", y vaya que tenias razón como cuando dijiste: "este dolor que sientes va a pasar, te lo aseguro" y si pasa, pero no desaparece totalmente, simplemente su intensidad no es igual, aprendes a convivir con tu hij@ a amarlo, a protegerlo, el problema se encuentra afuera con tanta gente que te lo hara dificil pero no imposible, menos a alguien luchadora como tú, y que se preparen los que se atrevan....

Saludos

Patti said...

Me gusta mucho este blog que recien publicas, con tu "sensibilidad" que decis que tenes este dia nos inspira y da mucha fuerza y animo a los lectores que solemos visitar tu pagina. No puedo dejar de decirte gracias por mantener vivo este rinconcito donde uno viene, se sienta, lee y ....descansa, porque te lo juro que eso siento cuando leo y re-leo tus blogs, una gran paz y alegria. Este blog es muy importante en la vida de muchos, tu, tu familia y Dios son quienes le dieron vida y lo han mantenido por todo este tiempo llenandonos de ilusion nuestras mentes y corazones!!! Mariana cada dia mas linda... felicidades y segui adelante con todos tus propositos!!

Downs cambiando al Mundo said...

Exactamente Jorge. Quizás el dolor no desaparezca nunca, porque uno siempre tiene la espectativa de qué ocurrirá. Uno sabe tan poco del Down que a veces sigue asustando, pero bueno, es cosa de informarse. El problema son los 3os, que pueden ser amigos, parientes, o simples desconocidos... esos no te dejan olvidar nunca la condición de tu hijo. Siempre están señalando, aunque sea con su actitud, que tu bebé es distinto. Pero bueno, quizás ahí resida su misión: hacernos más fuertes que y que nos deje de afectar. Saludos.

Downs cambiando al Mundo said...

Hola Patti. Gracias por pasar siempre por aquí. Que bueno que te inspire paz. Quién diría que de tanto dolor se puede extraer paz, no es cierto? Saludos.

Anonymous said...

Hola Vanessa, yo me uno al comentario de Patti, que bueno que tenes esta pagina por es algo que se me ha hecho costumbre en estar chequeando, asi como chequeo me correo electronico, lo hago con tu pagina, para ver como va todo y que cosas bonitas y alentadoras nos has escrito a todos nosotros papas y todos los demas lectores. Jose Rodrigo esta por el estilo de lo que Mariana esta aprendiendo y me siento muy orgullosa de mi chiquito.
Por su puesto que tambien de a veces me vinen mis ratos "down" pero como tu decis al ratito ya esto mejor ("up") y no se que haria si Jose Rodrigo no estubiera con nosotros, él me a cambiado la vida y le doy Gracias a Dios por haberme elegido y prestarmelo.
Felicidades! me encanta tu blog.

Downs cambiando al Mundo said...

Hola Meches. Sí pasa. Hay ratos en los que uno se preocupa. Decir lo contrario sería ser injusto y hacer creer que esto no afecta. Y estos bajones no tienen nada que ver con el bebé, sino con el mundo al que él tendrá que enfrentarse... que no es fácil. No lo fue para nosotros, no ha de serlo para ellos. Y nuestra misión será preparalos aún más, para que protegerlos, para que se defiendan y para que el mundo no los aisle. Me aflige. No lo puedo negar. Saludos.

Anonymous said...

Hola Vanessa, creo que como cualquier papa no queremos que le hagan nunca daño a nuestros hijos, y nos preocupa aun mas que le puedan hacer algo, por pequeño que sea a nuestros bebes, pero creo que como tu decis es nuestra tarea darles las herramientas que esten en nuestras manos para ayudarlos a que se integren a la sociedad y lo mas importante para mi es tratar que ellos sean felices. Miesntras tanto, no nos preocupemos por el futuro que aun no ha llegado, gozemos de estos maravillosos pedacitos de cielo que tenemos en casa!!!! saludos

Downs cambiando al Mundo said...

He ahí el punto: el futuro no ha llegado, pero llegará. Y será como uno se lo haya imaginado. Si no te tomás el tiempo para hacerlo... pues será lo que el destino decida. Y en el caso de nuestros bebés, ya sabemos lo que el destino les depararía si nosotros no metieramos las manos para evitarlo. Se trata de ganar el arte de vivir el ahora sin olvidarte de lo que viene, porque el ahora lo define. (uyy y se me olvidó mandarte tu libro con la Jenny!!! mañana, i swear!!!)

Anonymous said...

Apoyo todo lo que decis, mientras tanto sigamos gozando a nuestros hijos y sus logros de cada día....
Creo que me confundiste, soy la Meches y no se de que libro me hablas my friend.
sldos

Downs cambiando al Mundo said...

Ahhhhhhh es que como andás de anónima incógnita pensé que eras las Francesca, chula!! Jajajaja... pues nada, que es un libro que la Francesca me prestó sobre Bebés Down. Pero ya se lo mandé con la Jenny. Saludos.