Tuesday, January 30, 2007

De ceviches y nuevos pasos

Hoy Mariana se sostuvo parada de un sillón con zapatos y caminó unos cuantos pasos sostenida. Las fotos no se las pongo aquí porque se veía divertida con pijama y zapatos tennis, pero ya le voy a tomar otras más "mostrables". Jenny se compró ayer un libro donde se explican las etapas de desarrollo de un bebé, y resulta que Mariana va acorde a su edad.
Le pregunté a Jenny qué indicaba esto, y me respondió que ello es un muy buen pronóstico. (Me lo ha dicho mil veces, pero es que me gusta escucharlo siempre). -Tú creés entonces que Mariana podrá lograr lo que ha logrado Pablo Pineda? -le pregunté. -Definitivamente sí- me dijo- o quizás algo mejor. Y el día se me hizo lindo nuevamente.

Mariana me ha demostrado desde que nació que puede sobrepasar los límites que el Down y la ciencia le han impuesto, y nosotros, sus papás, estamos dispuestos a luchar con ella.
Si ella ha luchado tanto por sobrevivir y ahora por su desarrollo físico, sería injusto que nosotros le impusieramos límites. She´s my heroe!

Pd.: en la foto Mariana y yo, comiendo un ceviche delicioso en Perú Café de la Antigua Guatemala (claro que Mariana no comió ceviche, sólo galletas).
Posted by Picasa

6 comments:

Jorge said...

Hola Vanessa, estan divinas las fotos, vaya que si se te ha crecido la Marianita, sabes te entiendo perfectamente, esos sentimientos de querer estar "comparando" el desarrollo de nuestr@ hij@, con el de un bebe "normal" (ya aprendi a usar esta frase) y si efectivamente lo que mas nos preocupa es que vayan desarrolandose lo mas cerca posible de esa línea, yo con mi hijo que apenas esta por cumplir 3 meses, me he sentido super feliz cuando lo he visto estar de panza en la cama y levantar su cabecita, no sabes como me lleno ese momento, ahora entiendo cuando tu decias, "ya veras que ahora valorarás cosas que antes no hacias". Es que la sola idea de pensar que tu hij@ puede tener algún retraso, te mata y no lo podrás saber hasta que llegue el momento. Entiendo lo que escribiste hace poco, "Uno siempre quisiera adelantarse al futuro" pero no se puede, por tanto solo nos queda poner todas nuestras fuerzas al servicio de ese ser tan hermoso que Dios nos ha prestado. Hace poco llevamos a Jorgito donde una nueva terapeuta, ella la vio muy bien, pero es cierto, le pedimos que lo repitiera y le dijimos "diganos la verdad" uno quiere asegurarse por "triplicado" si es posible.

Downs cambiando al Mundo said...

Hola Jorge. Sorry que ya no he chateado con vos, pero ya te conté que ando atareada. Pues sí, uno se aflige, y según Jenny sí es justo comprar a tu hijo con un bebé normal. De lo contrario uno baja espectativas y el resultado sería menor. Los niños con down son luchadores. Fijate que el cardiólogo nos dijo que incluso se recuperan más rápido de las operaciones de corazón que los normales, y no se sabe porqué. Alguien me dijo que estos niños venían con una salida de la vida (que por eso traen sus defectos físicos) y es posible, no lo sé y suena bien doloroso, pero ellos luchan, luchan con todo, y uno de papá TIENE que apoyarlos y no ser un obstáculo. Con ellos da orgullo todo, porque les cuesta el doble. Un abrazo.

Anonymous said...

Querida amiga, estoy leyendo un libro que se llama, Hijos diferentes, personalidades diferentes. Y encontre un parrafo que quiero compartir contigo, pues me recordo a Uds. y Mariana:
Salmo 127:3 "Los hijos son una herencia del Señor, los frutos del vientre son una recompensa"

"Cada don ha sido designado por Dios como una creación única. Una vez se entiende este diseño único, se puede trabajr dentro de ese marco único para instruir al hijo en el camino correcto. Al hacerlo se convierten en socios de Dios para que su hijo alcance el potencial máximo que Dios le ha dado."

No cabe duda que Marian va a llegar muy lejos porque se esta trabajando todo su potencial...

Nilda

Downs cambiando al Mundo said...

Hola Nilda. Gracias por tu mensaje tan bonito. Y es que eso es justamente un niño down: un diseño especial, distinto, y la cosa es saber entenderlo. Una vez uno se ha dado la tarea de leer, informarse, etc, la cosa resulta obvia y normal. Debería hacerse igual con cada hijo normal, porque son distintos, por más que sean hijos del mismo papá y la misma mamá, los niños son personas independientes. Y es difícil hacerlo. Saludos.

Aldebarán said...

Que bueno que la realidad termina imponiéndose sobre nuestras dudas. Mariana se está desarrollando lo mejor que puede y eso echa al traste todas las dudas que se tengan.

Un abrazo a la beba.

Downs cambiando al Mundo said...

Hola Aldebarán. Pues sí, ahí vamos pues, un paso al día, aunque uno quisiera correr... no se puede (lo cual no quita que no me imagine de aquí a 20 años).