Monday, February 19, 2007

Y más sobre los hermanos

Luego de postear el artículo anterior intenté llamar a la Bell, la mamá de Isabella, pero anda de viaje. Y hablé con Francesca. Según Francesca, su hija Kattya, de cinco años, fue quien le abordó el tema. Kattya había oido tanto sobre el Down que un buen día le preguntó al respecto. Se supone que los niños son quienes dan la pauta para que se hable del tema.
Me contó también que supo de otro caso en que la mamá invitó a los hijos de amigas cercanas y les explicó sobre el tema.
Yo sé que en el caso de Isabella fue la Bell quien hizo un libro divino con fotos de ella y una explicación fantástica: "Yo tengo un secreto", creo que se llamaba. En el libro les explicaba a su compañeritos que ella era igual a ellos, que jugaba, se reía, tenía hermanitos, que la habían operado de su corazón, que era chinita, pero que tenía un secreto. -¿Sabes cuál es? -Les preguntaba. -Que tengo síndrome de Down, que no es contagioso, que no es una enfermedad, etc. Bueno, yo lloré cuando leí ese librito fantástico.
Ahora bien, yo pienso que el enfoque que uno le de al asunto será el mismo que nuestros otros hijos terminen por darle. Si uno lo ve como algo natural (porque SI LO ES: el Down no está provocado por enfermedad, químicos, etc. Es absolutamente natural. Tan natural como ser rubio, pelo negro, ojos cafés) la familia entera terminará por verlo así. Claro que siempre existen niños crueles y mal intencionados en el colegio, la colonia, etc. ¿Pero a caso no todos, en algún momento, fuimos víctimas de ellos sin tener hermanos con Down? Y aprendimos sin embargo a defendernos. Fue nada más que otra lección de vida, y muy útil por cierto.
Siempre he creido que Mariana vino para que yo le diera una mejor educación a Valeria. Mariana hará que, a fuerza, seamos una familia tolerante, respetuosa de las diferencias, flexibles ante los cambios, solidarios entre nosotros. Pienso que si bien pueden haber comentarios que hieran los sentimientos de nuestros hijos mayores, también estos darán la pauta para que uno pueda platicar con ellos de diversos temas, como la autoestima, el respeto por los demás, las diferencias entre humanos.
Y bueno Ingrid, sigo en la investigación y en cuanto tenga más información te la hago saber. Un abrazo. Vanessa

Pd.: Esta es una de las finalidades principales de este blog: ser un foro de discusión y de intercambio de ideas. Ya ven ustedes que cada cual tiene siempre algo que aportar! Por eso es importante estar unidos!

En la foto Gerardo le da su desayuno a Mariana. Mis hijas tienen mucha suerte de tener un papá tan maravilloso!

5 comments:

Aldebarán said...

Creo que ustedes tienen la bendición de tenerse mutuamente unos a otros.

Jasola said...

Gracias por compartir tus pensamientos y experiencias cercanas, son un real apoyo.
Ingrid

Patty said...

Para empezar me encanta la expresión de Mariana, esperando con ansias su desayuno, siempre a la espectativa, desde el lunes la tengo en mi pantalla para que todos miren lo linda que es, segundo comparto el comentario de la mamá de José Rodrigo, que de verdad ganamos demasiado, y las personas creen que perdimos, yo en particular a María Andrea le digo compañía ja, ja, ja, pues ella es mi verdadera compañía, ella está donde estoy yo, es mi más grata compañía, y el amor que uno puede recibir de ellos es el más sincero del mundo pues estos angelitos no esconden nada, amo a mi hija como nunca pense amar a nadie, y auque a veces le llamo la atensión por cosas que hace mal. Para contarles que Ma. Andrea ayer fue vestida de mariposa, pues en su Cole jugaron al carnaval, llegó dice mi mamá llena de pica, pica, y dice la directora del Cole que estuvo feliz, y no hay mejor cosa que ella este así

Vanessa said...

Hola Patty, gracias por visitarme siempre! No sabés cómo me ilusiona cuando contás las cosas que tu hija hace ya como personita grande. Ayer Valeria fue de Carnaval también al colegio, y no se quería quitar su disfraz por la tarde. En el caso de nuestros niños especiales ocurre que uno no logra imaginárselos haciendo esas cosas. El miedo a veces nubla las cosas lindas que el futuro nos tiene deparadas. Mandanos más fotos de tu gorda!

Vanessa said...

Aldebarán: es una bendición tenernos mutuamente, porque uno se siente apoyado, no nos sentimos solos. Ayuda ver que hay gente sintiendo igual. Y que además, están luchando por sus hijos. Esa lucha abre brecha para todos los que venimos detrás.

Ingrid: si tú averiguás algo más, otras ideas, otras formas de afrontar el punto, por favor hacénoslas saber!!! Es importante compartir estos temas. Un abrazo.