Wednesday, March 14, 2007

Un comentario muy lindo

Tengo otra amiga, también desde los 4 años, que por causa de la guerra tuvo que abandonar con su familia El Salvador en 1989 y se fue a vivir a España, país donde nació su mamá. Cuando Sandra se fue lloré mucho (no sólo la quería enormemente sino que también me daba copia en clases, pues era muy buena estudiante). En el 2000 nos reencontramos en Madrid y fue muy lindo caminar la ciudad en su compañía. Ahora la vida ha querido que ella sea la persona que me consiguiera la información sobre el Proyecto Roma y Pablo Pineda. Hoy me mandó un mail, y sus comentarios me llegaron al alma. Se los transcribo porque pienso que hay mucho de verdad en ellos:
"Mira, estuve leyendo lo del Periódico y luego estoy leyéndome tu blog. La verdad, no sé que decirte, me faltan palabras, será porque ha despertado tantas emociones en mí que son difíciles de pasar a palabras (...) Tengo muchísimos comentarios y no sé por donde empezar, esta vez voy a intentar centrarme en dos cosas (...) Con respecto a lo que dices de enfrentarte al mundo. Quería comentarte que recordé un día que iba por la calle Serrano (en Madrid)(Super sitio pijo, osea sitio fino, in, caro etc) y vi a dos niños lindísimos paseando, más adelante venía su mamá con un carrito y al acercarse a mi, quise ver la carita del bebé porque imaginé que sería precioso como sus hermanos, al fijarme en él vi que era down y rápidamente quité la mirada ( en cuestiones de segundos pensé porqué había hecho eso, el bebito era precioso igual, pensé lo que habría hecho si no hubiera sido down y me sentí fatal, porque hubiera sonreído, al bebito) esto lo pensé en milésimas de segundo, me dio tiempo a rectificar y volví a mirarlo y le sonreí, él me sonrió y su mamá entonces se dio cuenta y me miró y también me devolvió una sonrisa. Cuando recordé esto leyendo tu blog, pensé que todo el mundo está retrasado (me incluyo) y no han avanzado en el tema de los niños down, seguimos pensando que es una carga para los padres incalculable, en vez de verlo como un reto, además pensamos que es una enfermedad, como tú comentas por otro lado del blog. En serio, creo que la sociedad no ha avanzado en eso, luego nos sorprendemos con casos como los de Pineda y en realidad eso debería ser lo normal. Gracias a gente como tú esa visión puede cambiar pero por desgracia la mayoría de la gente que te podés encontrar en la calle no lo han leído y saben muchas cosas de móviles, Internet, globalización, etc, pero no quieren avanzar en temas que son realmente los importantes. De todas maneras, cuando salgás a la calle pensá que toda esa gente que te rodea, no tiene culpa porque es pura igonorancia y desinformación al respecto, a parte sos vos la que debería voltear la cara con vergüenza por los pobrecitos de ellos, ya que en su inclultura no saben distinguir lo que sus ojos les están mostrando, no ven más allá. Mejor deberían preocuparse por las cosas que no se ven de sus propias vidas, muchas veces destrozadas y no se ve. Sólo ves a veces el desenlace. Como por ejemplo la hermana de la Princesa Leticia, que se suicidó, imagínate que horror debería estar viviendo para dejar a su hija aquí en este mundo y ella quererse ir, yo no puedo concebirlo, debía estar pasandolo muy mal y nadie sabíamos. Voy a enviar el blog al grupo que tenemos de matriomonios de la parroquia, me parece que como todos somos padres y vamos a seguir teniendo niños es un tema importantísimo. Yo, por ejemplo, antes pensé que no debería hacerme la amiosintesis, ahora ya sé que me la deberé hacer si aparece algún riesgo. Gracias por compartir tu experiencia. Realmente sí, Mariana ya es famosa (...) Besitos y recuerdos a todos, Sandra Juárez Parada".

2 comments:

Jorge said...

Muy atinados los comentarios de Sandra, por desgracia la gran mayoria vivimos la vida con una insensibilidad alarmante, le damos valor a lo intrascendente, estamos llenos de prejuicios, queremos lo que creemos que es perfecto, cuando recibimos la bendición de un bebe down, el pánico nos invade, y es normal, no estamos preparados para semejante responsabilidad que a su vez es una misión divina, por si no nos hemos dado cuenta.

sjpa said...

Sí, yo también creo que es una misión divina, y por ser divina no es fácil, porque algo divino es la perfección y sólo Dios es perfecto. Pero creo que ahí está la cuestión, Dios no quiere que os planteéis la MISIÓN como un imposible, sino como simplemnte vuestra MISIÓN, ÚNICA y divina porque Dios estará siempre presente, brindando todo su amor através de ese bebé, que luego crecerá y será un hombre de bien y sobretodo através de otros hijos suyos. Eso sí es palpable. Ya sabéis que cualquier cosa que necesiteis de España, sólo tenéis que pedir. Estamos a la orden.