Saturday, April 07, 2007

Recordando

Mariana cumple un año el miércoles (11 de abril) y mostrándole a Jenny unas fotos de ella de recién nacida, recordé lo linda que fue desde siempre.
En esta foto no tenía más de una semana de haber nacido y era una bebé linda. En ese momento, lamentablemente, sólo podía sentir cólera por no podermela disfrutar plenamente. Recuerdo que mucha, mucha gente a quienes les mandé fotos de Mariana me dijeron: "pero si no se le nota". Y a mí no me importaba que se le notara o no, yo sentía miedo. Ahora la veo y me digo: "pero si fue siempre un regalito de Dios".
Ahora todo es tan natural, y aunque a veces todavía me hago ciertas preguntas, Mariana es como cualquier otro bebé. Reniega cuando está aburrida, tiene sueño o hambre. Se ríe si uno le da besitos. Nos abraza si estamos cerca. Despierta por las mañanas y comienza a gritar para que uno la saque de su cuna. Grita para llamar la atención.
Supongo que sí habrán algunas diferencias con otros niños, pero ahora estoy segura que nada tan alarmante como lo pensé.
Cada día mi niña nos trae más y más de cabeza. Nos tiene locos de amor.
Posted by Picasa

2 comments:

Jorge said...

Hola Vanessa, me alegra que tomaste la pluma virtual de nuevo, pues vaya que si te creo, Jorgito ya hace sentir sus demandas, grita, llora, balbucea, si no esta en brazos, creo que la abuela lo esta mal acostumbrando, bueno tambien lo hace cuando tiene hambre, sueño, etc..

Vanessa said...

Hola Jorge. Es que nos habíamos dado vacaciones. Es que sí, nos bebés down son niños como cualquier otro... eso es lo que la gente no sabe y le cuesta creer. Luego, también son adultos como cualquier otro. El punto es enfocarse en sus similitudes y no en sus diferencias, porque estas últimas son las menos. Ya lo estás viendo vos con tu hijo. Saludos.